Semana Sta.Marchena

Manchoneros, después de varias peticiones para realizar una página de la Semana Santa de nuestro pueblo. Hemos creído oportuno realizar un trabajo donde quede reflejada la Semana Grande de Marchena desde el modesto punto de vista de este que os lo escribe.

¡¡¡Arriba con ella, a es….ta es!!!:

DOMINGO DE RAMOS

Cuando el paso de los colores ocres y el remolinar de hojas juguetonas acariciaban el suelo de nuestro pueblo, dando paso al devenir del invierno crudo y frío de nuestros campos, olivos y sementeras enraizándose, preparándose para la explosión de vida que sin remedio nos inundará en pocos días. Nosotros, los marcheneros, nos preparamos de la misma forma para cantar rezando el nacimiento de Jesús, y sobre todo, llorar rezando en su agonía.
Líbrate César de los idus de marzo le vaticinaba un visionario…., y es que algo pasa cuando llegan esas fechas, que lástima que el insigne emperador no hubiese contado con las Centurias Romanas de Marchena, no le hubieran rozado, como decimos por aquí, ni un varal.
Y pasa marzo y llega abril. Y en abril, como no podía ser de otra manera, y a la sagrada hora lorquiana, a las cinco en punto de la tarde…, un deleite para los sentidos, se nota que los rayos de sol brillan más, que el olor a azahar trasmina, que el pueblo se viste de gala, que los fríos pasados se convierten en esa explosión que hablábamos, sí señores……. ahora sí, explosión de vida y alegría.
Las cigüeñas chocolateando desde sus espadañas lo están anunciando. No es para menos, pues ya está la primera en la calle. Y la primera es nada más y nada menos que mi queridísima hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Paz y Mª. Santísima de la Palma, nuestra Borriquita. ¡¡¡Que dignidad procesionando!!! Niños y mayores en sus filas, preciosas hebreas, palmas, claridad y pureza, que momentos en la vuelta en San Miguel, pavoneándose entre las palmeras del Pololo, presentándose en Santo Domingo por partida doble, inédita y preciosa presentación ante los cristeros y cernicaleros.
No me quiero extender más, espero que estos comentarios os hayan hecho recordar ese gran día que es el Domingo de Ramos en Marchena.

MIERCOLES SANTO

Después de la gloriosa entrada de la Borriquita del Domingo de Ramos, donde todo era gozo y alegría, la semana nos entra con un Lunes y Martes sosegado y en calma tensa ante los días de pasión que nos disponemos a vivir.
Llega el Miércoles Santo, procesiona en las calles de Marchena Nuestro Padre y Señor de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de los Dolores, Hermandad conocida cariñosamente en el pueblo como “El Macaco”. A ésta Hermandad le toca sonar el clarín que abra la puerta de la pasión, y a través de ella mostrarnos el sufrimiento que tuvo que padecer el Señor antes de su Crucifixión.
A las 8 de la tarde asoma de Santa Clara su cruz de guía, y después, el paso con la tremenda estampa del Jesús azotado y humillado. A lo lejos, calle Sevilla abajo se abre paso la Centuria Romana, y este año pregonera, con su capitán Pérez al mando, el teniente Antonio “El Pelao”, y sus hacheros y legionarios de la X Legión, parece que fue ayer cuando batallaban por los campos de Montemolín, que disciplina en sus movimientos y que hermoso su desfilar. Una vez que hacen el prendimiento y la hermandad va tomando cuerpo en sus tramos, el público que llena a rebozar las inmediaciones del antiguo convento de las Clarisas, espera impaciente. Se percibe en el ambiente un sentir de claustro de clausura, un mirar de monja entre rendijas, y algún que otro niño de antaño, hecho ya hombre, esperando recortes en el torno. Y al fondo un martillo golpeando, y Ella, suave, dulce y dolorosa, se levanta llevando en su corazón aquellas monjas que nunca se fueron de Santa Clara, pues no se puede ir lo que no se puede separar. Despacito costaleros, que bien la llevas David que arte de capataz, ya estáis en la calle.

“La Virgen de los Dolores

ya está en Santa Clara,

ya está con su gente,

ya está con Marchena,

y su pueblo junto a ella

consuela sus penas.”

 

 

 

more about “Humildad“, posted with vodpod

 

JUEVES SANTO

DULCE NOMBRE DE JESUS

Justo al lado de nuestro Patrón San Sebastián se encuentra “El Niño”, un niño tan inocente que no podía estar en otro sitio, pues como todos en Marchena necesita la protección del Patrón de los marcheneros.
Y en la parroquia de San Sebastián a la 19:30 h. procesiona la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús, Nuestra Señora de la Piedad y San Juan Evangelista. El paso de misterio de ésta hermandad no puede dejar a nadie impasible, ¿cómo una sola imagen puede expresar la vida de Jesús? Un niño que desde su nacimiento tiene la obligación sagrada de cargar con la cruz de nuestros pecados.
Un poco más tarde, y echando al niño de menos, su madre se pone nerviosa, y San Sebastián le dice al oído:

No te preocupes Piedad
Que tu hijo en la calle juega,
Y como acompañante lleva,
Romanos hecho cofrades,
Son Romanos de Marchena

Y es que no podían faltar a su cita los Romanos de la X Legión de Marchena.
La Piedad se prepara con sus mejores galas para buscar a su hijo, y es entonces, al salir a la plazuela cuando se tranquiliza, pues el Niño no va solo, a su hijo lo acompaña Marchena entera.

JUEVES SANTO

CRISTO DE LA VERA CRUZ

Cuando cae la noche de Jueves Santo un movimiento de túnicas verdes y blancas parten desde todos los puntos de Marchena hacia un mismo destino, y ese destino es la Capilla del Cristo de la Santa Vera Cruz.
A las 22 h., la decana de las hermandades de Marchena, abre sus puertas. Y cuando se abren las puertas, un aire de agonía inunda al pueblo, no es para menos, la agonía viene sobre un paso de misterio reflejada en el rostro del Señor de la Santa Vera Cruz.

Cristo de la Vera Cruz,
Que ante el pueblo te presentas,
Con mirada de muerte en tu rostro,
Porque la muerte llevas a cuestas.

En Marchena tronó el cielo, y por San Juan….recogimiento. Una noche antigua y oscura, que abre un paréntesis de contraste, no en vano, a lo lejos se ve una luz de verde esperanza, luz resplandeciente de Esperanza, bendita y coronada.
Una Hermandad marchenera, sobria y elegante donde las hayas, procesiona el Jueves Santo por las calles de Marchena.

VIERNES SANTO

NUESTRO PADRE JESUS

….Y Jesús, ….y Marchena, que se puede decir de éste binomio inseparable.
A las 6 de la mañana, cuando la noche quiere hacerse día, suena el cerrojo de San Miguel, un silencio de plaza abarrotada, solo interrumpido por el chirrear de bisagras, el trinar de golondrinas y por el cante hecho oración, el Nazareno se asoma a su plazuela, y con El, una madre que avisada por el apóstol San Juan, se vuelve inconsolable en su llanto, y en su llorar, inunda con lagrimas al pueblo de Marchena.

El dolor que llevas dentro,
Se te refleja en la cara,
Ojeras de sentimiento,
Y de lágrimas encharcada.

Con los primeros rayos de sol, el campamento de la X Legión se despierta con la noticia ¡¡¡El Nazareno está en la calle!!! Es entonces cuando el Tribuno da la orden:

“Fórmese un Centuria raudo y veloz, pertréchese a la infantería, y únase a ellos un cuerpo de caballería”.

La Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús, con su capitán Manuel “el Cristo” al frente, hace su entrada con gallardía por el Barranco, sigue calle Sevilla abajo, y allí abajo, desde el Pasaje, se ve un brillar de cascos y corazas, un mar de plumas blancas que avanza para fundirse con el pueblo, y todos juntos, acompañar a Nuestro Padre Jesús Nazareno, el “Viejo” de San Miguel, el Señor de Marchena.

VIERNES SANTO

CRISTO DE SAN PEDRO

En la calle Santo Domingo, Iglesia de San Pedro Mártir, a las 20:30 h., el sufrimiento llega a su fin, la Hermandad del Santísimo Cristo de San Pedro, María Santísima de las Angustias y San Juan Evangelista, se dispone a realizar su estación de penitencia.
El negro es el color predominante en la tarde-noche del Viernes Santo en nuestro pueblo. La enlutada túnica que visten los cristeros, es fiel reflejo de lo que el marchenero siente esta noche, y en la noche, un olor a incienso y muerte penetra en lo más hondo de nuestros corazones.
Y sale el Cristo, y en la fúnebre cita se une a la Virgen de las Angustias su fiel escudero Juan. Ya todo pasó, el Cristo expiró en la cruz, solo nos queda la oración y un cuerpo de huesos desencajados por el sufrimiento.

La noche se ha hecho en Marchena,
Y en Orgaz se hizo el silencio,
Y en mi silencio unas quintas,
Y en las quintas mi rezo.

SABADO SANTO

LA SOLEDAD

Este año tan especial en el que la Cofradía del Santo Entierro de Cristo, Nuestra Señora de la Soledad y el Triunfo de la Cruz, no pueden realizar su estación de penitencia desde Santa María, debido al mal estado de la techumbre. Iglesia cernicalera de tradición inmemorial, la Hermandad ha sido acogida en Santo Domingo, y desde allí, realizará su recorrido acompañada por sus hermanos y tras ellos, todos los marcheneros, y como no, por un cuerpo de Romanos de la X Legión con plumas negras de luto y blancas de resurrección.
Pero para hablar de sentimientos en esta Hermandad, nadie mejor que un cernicalero. Pepe Aguilar ha querido colaborar en este gran día, estas son sus palabras:

“La última expedición de cernícalos estaba arribando a las cercanías de Santa María recién amanecido el Sábado Santo. Costumbre ancestral en estas aves que por su memoria genética saben volver a los lugares donde tantas generaciones antecesoras han criado, volado y muerto.
Sobraba cobijo en la vieja torre donde en años anteriores a estas alturas había que apretujarse, y algo extraño se respiraba.
Un cernicalillo despistado y aventurero se dio una vuelta por los cielos de Marchena jugando a adivinar desde el aire el recorrido de la vieja muralla de la que en tantas ocasiones había oído hablar. Cuando sobrevolaba la calle Las Torres es rápidamente abordado por un escuadrón de vencejos que ya gozaban de los atardeceres primaverales marcheneros.
Que raro esta el Tiro este año!! comentó el cernicalillo, a lo que respondió el vencejo: Pues claro que estará raro, esta todo el mundo en Santo Domingo!!
Solo con seguir la calle abajo te encontraras con una cigüeña que es la que esta organizando la espadaña para este año, la Cernicalera ha tenido que mudarse provisionalmente y esta allí. Muchas gracias replicó el cernícalo que nervioso y apresurado se dirigía a avisar de la noticia a los suyos.
Así que si veis cernícalos revoloteando por la espadaña de Santo Domingo ya sabéis que están esperando turno para acomodarse en los nidos que, aunque inusuales, no por ello menos confortables y hospitalarios que han preparado las cigüeñas.
Y no os extrañéis si en el devenir de los años veis a algún cernicalillo despistado que revolotea la espadaña.
Es que una noche de Abril de no se de qué año sus tatarabuelos derramaron allí unas lagrimitas”.

 

 

Saeta

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: Semana Santa « GENTE DE “EL MANCHON” DE MARCHENA
  2. Trackback: Miércoles Santo « GENTE DE “EL MANCHON” DE MARCHENA
  3. Trackback: Documento Inedito « GENTE DE “EL MANCHON”
  4. manchonazo
    mar 18, 2009 @ 21:42:43

    La mejor Centuria del mundo.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: